Ashdene: el colegio de Carla, mi nieta.

By: juanrico

Jul 26 2016

Category: Uncategorized

Leave a comment


Ashdene, Primary School: una escuela del estado, que en nuestro país guarda mas parecido con un colegio de élite privado que público.
…En este paralelo, a la altura de Belfast, amanece en la baja primavera a las cuatro de la madrugada, te despiertan los mirlos con su chirrido particular, y el crepúsculo se hace presente a través de las persianas. A las siete la ciudad está en ebullición, aunque los coches de alta gama a penas molestan con sus silenciosos motores… Al mismo tiempo que la brisa de la mañana ya desprende la abigarrada aroma de los arbustos, de lavanda, del dondiego, o la floración del tilo, que me recuerda el matiz aromático del pino blanco en la ciudad polaca de Gdansk, donde es endémico, y se hace presente en las avenidas.
Su coleta rubia reluce con brillo sobre la blazer azul marino del uniforme reglamentario del Colegio de Primaria de Ashdene, que abriga su vestido azul celeste, estampado con cuadros tenues y discretos. Casi trotando de infantil orgullo, my “Precious Little Emerald” cogida de la mano de su abuelo, camina en sus zapatos de charol negro y medias azules de media pierna por Birch Av. para torcer a la izquierda y desembocar en Chapel Lane, que, en la esquina de la panadería Peter (Peter Bakery) dirige sus pasos por Ashdene Rd. hasta el cruce con Nursery St. que se abre camino hacia Park Square, de donde sale Flaws lane que la lleva hasta el Colegio de Primaria, Ashdene School: una escuela de primaria, de edificios de una sola planta, rodeada de amplios campos de deportes y de hierba, de aulas adecuadas, cuyas paredes bien repletas de tableros con temas de rabiosa actualidad, como motivos alusivos al 90 cumpleaños de la reina Isabel II, de mapas y collages de historias confeccionados por los propios escolares, y con una distribución aleatoria de mesas de multiusos que sientan a varios escolares a la vez.
Mi entrañable esmeraldita recibió con entusiasmo y alborozo que su abuelo se presentara a su tutora, Ms T., una profesora bastante agraciada, de complexión delicada y entrada en los treinta, la cual me extendió su mano cortésmente, agradeciéndome mis cumplidos de buenas referencias en su cometido como profesional.
‘My precious little emerald’ me abrazó más entrañablemente de lo habitual, como si quisiera agradecerme mi particular deferencia con ella y su profesora de Preescolar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Juanrico's Weblog

Daily events

Nick Momrik

Trying to get a hole-in-one

Lens Cap

Casual glimpes into mundane suburbia

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Mataparda

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

cracking up

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: