Del cambio generacional de ayer a la deriva retro cultural de hoy

By: juanrico

May 24 2015

Category: Uncategorized

Leave a comment


Cuando El ” Viejo Profesor”, Tierno Galván, manifestó que la calle debe ser de los jóvenes donde retozar y como escenario de libertad, no significó otra cosa que matricularla como propiedad de la juventud, al tiempo que daba categoría de notario a su declaración.
A lo largo del transcurso del tiempo desde aquellos años, los jóvenes han tomado posesión de los espacios abiertos – parques y jardines- donde sentirse libres sin el corset de la vieja costumbre de reunirse en las cafeterías, bares o restaurantes o terrazas como solían hacer sus mayores ( “sus viejos”, dicen ellos).
En este dilatado proceso gregario y “revoltoso”, los adolescentes iban arañando día a día de los padres más y más flexibilidad en los horarios de regreso a casa, y las reuniones al aire libre se hacían más atractivas y frecuentes, donde se iban desarrollando enfoques de compromiso diferentes al que estaban acostumbrados a escuchar. Y como consecuencia de esta situación, la propensión a escuchar la opinión de los amigos iba prevaleciendo sobre los principios y valores ( considerándolos trasnochados) que los mayores intentaban inculcar, descartando la predica por no ser “guay”.
Los parques se iban convirtiendo en plataformas , cátedras y liceos donde concursaban opiniones, ideas y alegatos en las diferentes posturas con respecto a los acuciantes problemas que les sobrevenían: de estudios, carreras, aficiones y proyección profesional.
En este entorno, ambientado por el consumo de alcohol , humo y sexo, los jóvenes iban desarrollando la cultura del ocio lejos de la vigilancia del “Gran Hermano” ( los progenitores), los cuales , aun reconociendo el valor del soporte económico y sostén que la familia les proporcionaba, siempre significaba una rémora para los nuevos valores que iban surgiendo sin oponer resistencia crítica alguna.
Como todos los procesos de cambio, “la movida” se ha dilatado en el tiempo desde los albores de la transición política hasta hoy, de la que somos todos testigos y responsables, y cuyo resultado lo percibimos en la actualidad, siendo el exponente más palmario la aparición del movimiento 15M, del cual muchos se sienten protagonistas, y al que algunos incluso motejaron como “the Spanish Revolution” una vez que el acontecimiento fue noticia fuera de España.
Quizá, como mal menor o bien mayor, la maquinaria de la catarsis había iniciado su periplo en la segunda mitad del siglo pasado, cuando Mary Quan cambió la saya por la minifalda y los pantalones de denim y los músicos anti sistemas, adalides del hachís, proliferaban como setas después de la lluvia en los páramos de la sociedad post moderna.
¿ Una moda o un sunami incontrolable que manipulan los oportunistas en río revuelto ?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Juanrico's Weblog

Daily events

Nick Momrik

Trying to get a hole-in-one

Lens Cap

Casual glimpes into mundane suburbia

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Mataparda

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

cracking up

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: