La jauría urbana: después de la Misa de 12pm

By: juanrico

May 18 2015

Category: Uncategorized

Leave a comment


En atuendos de domingo, él, con americana azul marengo de primavera, lucía una corbata de diseño, anudada a una camisa de CH de azul celeste que combinaba a la perfección con el color del traje impecable de marca; y ella vestía un elegante traje claro, también de temporada, que la hacía más esbelta aún que a su pareja. Sonreían satisfechos de haber cumplido con el precepto dominical, al parecer. Era la hora del aperitivo. El tercer domingo del mes fiscal, cuando antes de confesarse con Dios, es preceptivo aliviar la conciencia delante del ordenador para tramitar las obligaciones que la sociedad de la solidaridad impone a los ciudadanos honrados:
– ¿ De pedir perdón por vuestros pecados, eh?
 -¡ Y por los tuyos…! – me respondió con cordialidad José.
– Yo no tengo pecados, ¿ sabes? – me defendí con presuntuosidad, consciente tanto José como su pareja de que yo era “un pobre diablo” funcionario, al que la edad había apartado de la primera linea de combate.
– ! Sí ¡ ; que tú te metías con mi cuñado. ¡Ja Ja Ja ! – bromeó sin reparo José, intentando quitar hierro a la broma.
– ¿ De qué trataba la primera lectura, Piedad ? ¿ Acaso del pasaje donde Cristo replicaba a Judas, si era lícito pagar los tributos al César ? – le insinué maliciosamente a Piedad, que al verse expuesta a una situación incómoda, invitó a su esposo a proseguir por la acera que le conduciría al restaurante Oscar II, que se encuentra a la derecha de la inmediata esquina.
– ¡Ja, Ja Ja! -nos despedimos los tres con un afable saludo. A pocos metros del escenario en dirección opuesta, dos adolescentes que caminaban en sentido contrario a la pareja de José y Piedad, se reprochaban una a la otra, que se hubiera dejado tocar las tetas por su chico, que sólo se lo habría pedido de broma…( No daban el pego de venir de misa, las dos lozanas adolescentes, que caminaban apresuradas, frescas tanto en su osado vestir como lenguaraz desparpajo en el hablar, sin reparar en los transeúntes con los que se topaban).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Juanrico's Weblog

Daily events

Nick Momrik

Trying to get a hole-in-one

Lens Cap

Casual glimpes into mundane suburbia

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Mataparda

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

cracking up

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: