Héroes sin historia ( Prosopopeya de un pueblo: del Dublín de J.Joyce a Guareña del s. XXI ) cont. (VII)

By: juanrico

Dec 09 2013

Category: Uncategorized

Leave a comment

´-” Le voy a dar los dos euros para que no venga a comer mis churros” -respondía el bueno de Juanfra a la oportunidad de mis objeciones sobre la calidad del producto últimamente. Me sorprendió la salida de tono del churrero aquella mañana, a la que atribuí como un efecto colateral del calor y, en su descargo, como consecuencia de la familiaridad y confianza mutua.
– Ni siquiera suda, estando como está pegado a la sartén, -puntualizó uno de los presentes en aquel momento, que desayunaba postrado y sudando junto a la columna.
– Es éste un paisano interesante -me advirtió el veterinario a modo de presentación, cuando el Cristinejo, viudo de unos meses, se aproximó al ínclito sanador de bestias para recabar algún consejo o concitar una cita para inocular a sus perros…
( aparte)
– Soy Jesús Gómez X, -me informó a continuación de sus reliquias de salud el paisano que cubría mi flanco a la derecha:
– Tengo el úrico, la tensión y la gota; y por éste casi no veo. Artrosis de vértebras…
– ¡ Coño, nos parecemos en mucho de la salud! -le dije mostrándome solidario con la pretensión de ganarme su confianza.
-” El hermano de mi abuelo fue teniente coronel, con dos espadas cruzadas en la boca manga, a las que separaban dos estrellas de cinco punta: yteniente coronel.
– Estuvo en la guerra de Cuba, de Filipinas y en las Islas Chafarinas. Tengo una foto en el baúl de mi casa. Se la voy a enseñar.
-¿ Tiene las barbas así de pobladas ?- le dije mostrando interés por conocerlo.
– Si, si ! Así de pobladas, mesándose las suyas con las dos manos y sobrepasando el pescuezo.
– No la traiga entonces.
Seguro que era teniente coronel. Las barbas largas y pobladas: era la moda entonces. Jesús, de mediana estatura, aparentaba tener un físico fornido, teniendo en consideración su edad y dolencias. Sirvió a la patria en el Fuerte de S. Cristobal y el Cuartel de la Bomba de Badajoz, donde estuvo adscrito durante año y medio. Jesús recordaba con nostalgia aquellos años, más por la juventud recluido en el cuartel que por el deber patriótico de haber servido a España como su tío abuelo, el Coronel Prieto Isidoro, según quiero recordar, del cual se sentía especialmente orgulloso, pues no todos podían presumir de haber tenido un personaje tan ilustre en la familia; lo que se dice un héroe de la guerra, y de la derrota.
– ¡Eres de la quinta el Rey, Jesús, pero usted está físicamente mejor, y el Rey no conduce tractores!
-El úrico, no me deja ni beber ni comer carne ni pescado azul¡ Todo me sienta mal, y encima las vértebras, que se aplastan poco a poco con el sube y baja del asiento mecánico .
-¡ No entiendo por qué llevas barbas ! Creo que intenta emular al coronel -pensé en aquel momento.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Juanrico's Weblog

Daily events

Nick Momrik

Trying to get a hole-in-one

Lens Cap

Casual glimpes into mundane suburbia

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Mataparda

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

cracking up

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: