Prosopopeya de un pueblo: de Dublín de J.Joyce a la Guareña del S. XXI ( cont. )

By: juanrico

Dec 04 2013

Category: Uncategorized

Leave a comment

Como si de la boda de Jean Wyse Neaulan en el Dublín de J.Joyce se tratara, una fervorosa parroquia de mujeres había sido convocada en la Iglesia de Santa María  so  pretexto de honrar a la Virgen del Carmen. No es necesario aclarar que, tratándose de los esponsales del guarda maestre del bosque de la Irish National Foresters -( aquí, por contra, en la Parroquia de Santa María asistieron al novenario de Afrodita señoras de toda estirpe y credo, tanto fervorosas católicas como rutinarias devotas de la virgen del amor, a las que movía mejor el singular refugio del calor que los anchos muros y las altas bóvedas proporcionan solícitas a la feligresía que el mismo ritual mariano; aunque es de justicia reconocer la concurrencia a tan piadoso acto: la generosa caja de leche El Rio, la necesaria botella de aceite El Castúo, la imprescindible caja de legumbres El Hortelano, las cajas oportunas de sobres de sopa preparada Knorr y de Cambel; sin menospreciar la presencia del arcipreste que levantando los brazos al cielo y entornando los ojos  suplicaba clemencia o influencia a Dios Todopoderoso para que, como Moisés en el éxodo de Egipto suplicaba la lluvia de maná ante la zarza que arde y nunca se consume, librara al pueblo del hambre, mientras el agnóstico concurrente repetía en su interior su particular plegaria:” Padre, que nadie sabe dónde estás…,danos el pan nuestro, que no nos falte ningún día…Amén”)

–  a la ceremonia de boda asistieran de invitadas: la Señora Abeto Conífera, Lady de la Sombra del Olmo Silvestre,la Señora Bárbara Abedul del Amor, la Señora Fresno Podado, la Señorita Dafnis del Laurel, la Señora Clyde Doceárboles…  todo el elenco botánico de Hibernia, desforestada despiadadamente por los hijos de la puta Albion, hasta el extremo de solicitar piedad por el viejo fresno de Galway y por los nobles y portentosos olmos de Kildare…proclamando al respecto el ciudadano que Irlanda se vería tan despojada de árboles como España a causa de los incendios provocados,  o  como la isla Heligoland en poder de los alemanes, que solo tenía un árbol.

– la calor no hay quien la soporte, hiperbólico exclamaba uno de los clientes de la churrería de Juanfra, para inmediatamente ser replicado por otro

– ¡ Qué iba a ser de nuestro tomate!

– Eso: ¡ Qué iba a ser de Extremadura!

– ¡ y de la fábrica y de los peones !

El reloj de Santa María daba las ocho campanadas. Sin embargo, el calor dentro del negocio de Juanfra se hacía insoportable a pesar de haber habilitado un ventilador de anchas aspas al lado de la chimenea de leña…y los pocos veceros pegaban sus narices al artefacto electrónico que emitía uno de los populares encierros de S. Fermín…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Juanrico's Weblog

Daily events

Nick Momrik

Trying to get a hole-in-one

Lens Cap

Casual glimpes into mundane suburbia

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Mataparda

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

cracking up

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: