In memoriam

By: juanrico

Aug 01 2013

Category: Uncategorized

Leave a comment


Me quedé sin hálito al leer la noticia del fallecimiento de Paco, el Patillas. Aunque pasaba un trance delicado, su semblante no mostraba ninguna sospecha de que la enfermedad iba abriendo una profunda oquedad en su estado de salud; ni su humor había experimentado una extraordinaria mudanza. No fui testigo de ningún comentario, del cual fuera protagonista. Ni siquiera alguna insinuación al respecto; aunque sospecho que todo los habituales y amigos de Juanfra eran conscientes de que Paco había perdido peso en los últimos meses; sin embargo, la complexión de su rostro no delataba nada especial, porque la tonalidad reflejaba la luz de siempre, en absoluto macilenta.
Las últimas palabras que cruzamos fueron relativas a los fraudes de Messi con hacienda. Últimamente coincidíamos muy de tarde en tarde, tal vez porque yo fuera más madrugador que él: en las contadas ocasiones que me encontré con el Patilla, ocupaba un espacio junto a la columna, y solía hablar con Mayte, la mujer de Juanfra, de la que nunca observé algo insinuante sobre su salud. Era como si la comunidad del Palomar hubiera firmado un pacto sin previo acuerdo: nadie se refería a la salud del amigo Paco, seguro por prudencia y solidario respeto.
“Zapatero no ha conseguido que dejes de fumar”, le intenté disuadir de continuar con el vicio, para a continuación liberar un exabrupto contra el político.
Muchos echaremos en falta su presencia a la puerta de la churrería, acodado sobre la mesa redonda y exhalando la primera fumata del día, relatando con otro parroquiano sobre las liebres, los galgos – su galga- la caza o el Barça, el equipo de sus amores.
Se fue sin ruido, aunque nunca acreditó que fuera creyente, tampoco se manifestó como un iconoclasta furibundo; nos dejó prematuramente, sobre todo para su familia y amigos, con elegancia, como si diera por sentado que la enfermedad y la muerte no debieran traspasar los límites de lo personal y privado.
Nos dejas con tu recuerdo, un buen recuerdo, que no es nada si lo comparamos con tu existencia, de la que hemos sido arrancados irreparablemente, mutilados tus amigos de la churrería del Palomar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Juanrico's Weblog

Daily events

Nick Momrik

Trying to get a hole-in-one

Lens Cap

Casual glimpes into mundane suburbia

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Mataparda

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

cracking up

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: