El hombre de hoy: víctimas o esbirros del Relativismo.

By: juanrico

Dec 10 2012

Category: Uncategorized

Leave a comment

El hombre de hoy: víctima o verdugo del Relativismo
Desde que Protágoras, el filósofo griego de la escuela conocida como “Los Cínicos”, determinara que un ser limitado como el hombre no puede ser depositario de “lo absoluto”, censurando la teoría del mal y el bien en términos absolutos de Parménides, concluyendo que el mal se da en situaciones concretas: por lo que se puede deducir que fue el precursor del Relativismo que ha invadido todos los ámbitos de la vida social en España hoy.
Es verdad que el relativismo enraíza con el Positivismo de Hume, y se proyecta sobre el avance científico de Pascal que defiende la limitación del individuo a la hora de enfocar el conocimiento sobre la infinitud del universo, ya que el progreso científico se basa en la experiencia individual, descartando la posibilidad de que la metafísica pueda sustentarse sobre algo concreto como es el individuo, poniendo en duda por tanto los valores universales sobre el conocimiento, la conducta o la existencia de un Ser Superior…de donde se puede concluir que incluso la Crítica de la Razón Práctica de Kant, cuya filosofía aboga por la necesidad de una moral universal, sea cuestionada.
Se extiende el Relativismo, como corriente de pensamiento ordinario en el siglo XX, no sólo como consecuencia de lo anteriormente expuesto a lo largo de la Historia sino como resultado nihilista de la filosofía de Nieztche , la cual niega tanto la verdad y la mentira en términos absolutos, dando al traste con la sociología de Hegel y Marx, que sin embargo, tantos sufrimientos sigue proyectando sobre la sociedad actual -dos guerras mundiales y el totalitarismo comunista y nazi del siglo pasado.
Dicho todo lo cual, no debemos sorprendernos hoy de que los individuos proclamen solamente como aceptable la filosofía y la sociología del lenguaje de Wittgestein, como algo tangible y concreto sobre los que sientan la base de su conducta, sin avergonzarse de posturas irracionales y contradictorias propias por considerarlas como “de mi pensamiento” – mi único compromiso, el que me importa; el del otro “me da como igual”.
Sin embargo, debemos tener muy en consideración el Relativismo Cultural que tantos quebraderos de cabeza nos está trayendo a los españoles y españoles-catalanes actualmente. Mientras que Herskovits ( años 30), antropólogo de la universidad de Harvard, defiende que la necesidad de la Cultura se sostiene sobre la doble premisa – una universal y común a todo el mundo y otra local o regional – hay españoles que se meten en un charco tratando de supeditar la necesidad de la cultura universal a la concreta o local. Por lo tanto, podemos calificar a los nacionalismos regionales sin miedo a confundirnos como oportunistas, artificiosos y falsos que se afanan en sacar beneficio propio ( ie. corrupción, cuentas en paraísos fiscales, ), implementando políticas educativas que relativicen los problemas importantes y universalicen proclamas interesadas de secesión o independencia, propalando eslóganes difamatorios – ie. “España nos roba”- con la finalidad básica de ocultar un fracaso o cuentas en paraísos fiscales de dirigentes “nazis onanistas”.
Así mismo la iglesia-“caótica” que tanto cacarea contra el relativismo rampante, no da ejemplo y procura nadar y guardar la ropa: sirva de patrón el mal ejemplo de algunos obispos vascos y catalanes que se suben al carro del independentismo con tal de sacar tajada, si la cosa llega a cuajar o recular si vienen mal dadas.
Por otro lado y nos repercute de extraordinaria manera, el Relativismo Moral que al amparo de la democracia viene prosperando: se aprueban leyes que incluso conculcan la ley natural – el derecho a la vida; y el relajamiento o leyes que atentan contra la misma Ley Constitucional sobre el Matrimonio- unión natural de un hombre y una mujer o la ley sobre la libertad religiosa, la cual no conculca al Islám, toda vez que ni siquiera censura las vejaciones contra la mujer y los homosexuales, a cuya concurso nunca se ha sumado el mal llamado “movimiento progresista de las mujeres en España”.
Por otro lado, y como fundamento constitucional basado en el derecho a la libertad del individuo, a los partidos de izquierda se les ha llenado el “papo” antes que el ojo, haciendo bandera de la tolerancia de la que han abusado hasta la extenuación, siempre que una situación concreta les beneficiara: las manifestaciones callejeras son bien venidas, siempre que las proclamas vengan de la izquierda, y censuradas o atacadas si aquellas defienden valores universales – las que defendían el derecho a la vida y contra el aborto o las que proclamaban la dignidad de las víctimas del terrorismo.
El relativismo político ha contaminado incluso a presidentes o reyes cuando han cuestionado el concepto de nación, al afirmar unos que “ el concepto de nación es discutido y discutible” o al afirmar otros que “hablando se entiende la gente” en cuyos mensajes se puede interpretar o cuestionar la integridad de la nación.
Es la escuela el Sancta Sanctorum donde mejor se difunden los latiguillos relativistas, en mayor medida si de ley General para la Educación se deja caer las asignaturas de Religión y Ética con el fin de meter una cuña, que proclame el Relativismo Moral y sobretodo el Relativismo Político, por medio de la asignatura -Educación para la Ciudadanía- en cuya implementación se han cuestionados valores básicos sobre el derecho de los padres a educar a sus hijos de acuerdo con sus principios éticos y morales, como una encubierta estrategia de ingeniería social que termine con la estructura tradicional de la familia: su importancia social, moral y cultural, a la que era necesario socavar con tal de que el estado interviniera y condicionara incluso las tareas del hogar, bajo el amparo de la igualdad de géneros, cuando el fin último y por ello más importante aun es convertir el relativismo en un universal, es decir, valerse de uno ( el relativismo) al amparo de la libertad para entronizar al otro y proclamarlo como Universal y totalizador ( valor absoluto), beneficiando al partido que lo pone en práctica -de izquierda, por supuesto- al cual le permitiría mantenerse en el poder indefinidamente – esto es, totalitariamente, dándole la vuelta al forro del abrigo que convirtiera la verdad en mentira y la mentira en verdad entre la categoría de absolutos universales, ayudándose del recurso a Orwel y su New Speech.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Juanrico's Weblog

Daily events

Nick Momrik

Trying to get a hole-in-one

Lens Cap

Casual glimpes into mundane suburbia

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Mataparda

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

cracking up

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: