Una noche de Halloween cualquiera

By: juanrico

Nov 11 2012

Category: Uncategorized

1 Comment

Aperture:f/2.8
Focal Length:3.85mm
ISO:80
Shutter:1/1311 sec
Camera:iPhone 4

Homenaje al Tenorio

“Por donde quiera que fui/
la razón atropellé/
la virtud encarnecí./
A la justicia burlé/
y a las mujeres vendí/
Yo, a las cabañas bajé/
y a los palacios subí/
a los conventos escalé/
y en todas partes dejé/
memoria amarga de mi”/ – ( arrepentimiento del Tenorio/ José Zorrilla)
……………………………
Me muevo entre piedras nobles de mármol gris, de mármol blanco, entre piedras pulimentadas, gravadas con nombres y apellidos, con fechas y epitafios que nadie lee, y de los más próximos, olvidados; repujada en bajo -relieve una cruz.
Recorro las calles entre dos muros limitadas, de hornacinas huecas y vacías, como cenotafios que recuerdan a otros muertos que nos precedieron: a los que también otros precedieron y otros a otros en una interminable sucesión del implacable tiempo, a los que los muertos de hoy rinden homenaje a los muertos de ayer, levantando altares con los nobles Chrysantemos, con los Gladiolos de Plinio, que al abrirse toma forma de la mortífera espada, que se subleva contra la implacable Parca, con policromos Pensamientos, la flor natural de los recuerdos, de Petunias y Hortensias, llenos.
Los futuros muertos de hoy se conjuran con los vivos de ayer: allí se sobrecogen los futuros fallecidos con los que ayer fueron, y se abrazan en el recuerdo del que una vez disfrutaron o sufrieron.
Rezan por sus almas, cuando debieran rezar por ellos; y así, en interminable letanía de oraciones y rezos, blasfeman en rebeldía -como D. Juan Tenorio un día rezó y blasfemó al mismo tiempo- de impotencia y en silencio contra la ceniza y los huesos de los que ya fueron, contra Hades y Caronte que nunca existieron.
Entre flores y tallos segados se pretende tributar a los que un día murieron, a los que ya son sólo ceniza, calavera y esqueleto.
Sólo mi abrazo de esperanza incierto te servirá de consuelo, pues lo que entonces fue, sólo nos quedará por un tiempo, el recuerdo.
Prefiero a D. Juan Tenorio, que henchido de pasión, a la monja Dª Inés desnuda, y de amor y pasión la viste, y al despojarla del hábito, la libera por momentos, y conoce la felicidad de un añorado siempre sueño.
Juan, postrado de rodillas, de amargura llora por haber desempolvado a un muerto:
-“ ¿ Verdad, ángel de amor,
que en esta apartada orilla,
más clara la luna brilla,
y se respira mejor? “

-“¡ Oh D. Juan! ¡Don Juan!,
yo le imploro
te tu hidalga compasión:
o arráncame el corazón,
o ámame porque
te adoro.”
Que vuelvan los disfraces de D. Juan Tenorio y Dª Inés,
Que abandonen nuestras calles los andrajos de costumbres foráneas,
de calaveras, calabazas brujas y esqueletos.
Que la costumbre de recitar versos del Tenorio se representen y se oigan por todas las esquinas de pueblos, aldeas y ciudades; y dejen los niños y adolescentes de usar la cursilería de “Treat or trick” importada de los EEUU.

One comment on “Una noche de Halloween cualquiera”

  1. Estupenda. me ha gustado mucho.
    Un abrazo.
    Emilio.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Juanrico's Weblog

Daily events

Nick Momrik

Trying to get a hole-in-one

Lens Cap

Casual glimpes into mundane suburbia

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Mataparda

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

cracking up

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: