Antígona: Homenaje a la mujer luchadora.

By: juanrico

May 15 2012

Category: Uncategorized

2 Comments


No me he resignado nunca a la derrota, siempre he salido airosa, incluso en los peores momentos de mi existencia. Anteriormente, siempre tenía a mi lado a una entrañable amiga, que salía al ataque en mi defensa, sin necesidad de ser advertida – ella sabía su cometido: evitar que mi reputación fuera menoscabada por algún petimetre; sabía de mi estrategia, y por consiguiente nos comprendíamos sin necesidad de recurrir a guiños, gestos o pellizcos: un sencillo cruce de luz en un imperceptible movimiento de pupila bastaba. Hecho en falta su presencia física, pero nunca me ha arredrado su ausencia. Aprendí que no hay mejor defensa que un decidido ataque: siempre he presentado batalla en defensa de lo que considero más propio, irrenunciable; como si algo me hubiera advertido en mi interior que aquel vilipendio intentaba dominarme, destruirme o humillarme; era el momento preciso de presentar armas, mostrar mi poder y derrotar al enemigo, incluso si la osadía correspondiera a alguien no lejano, próximo tal vez. Al presentarme en el campo de batalla, con la armadura dialéctica o como le digan a la capacidad de defenderse por medio de la palabra, la injuria o la difamación, que para los cristianos suele ser reprochable o condenable por las leyes de Dios, para mi no tenían valor alguno, pues son el argumento de mi defensa. En el escenario de la contienda, tengo muy presente los principios morales del contrincante y, sobretodo, intento descubrir sus debilidades que me conducirán a la victoria final. Durante el fragor de la batalla, siempre me enfrento a mis debilidades que presumo de fortalecer, encubriendo los flancos débiles, propiciándoles la defensa y el ataque más oportuno en el momento optimo: si llegaran a acusarme de prudente, me sublevo con el arma más adecuada de la imprudencia – no me suelo retraer ni me detengo a pensar en las consecuencias perjudiciales que afecten a mi victoria; si me tratan con delicadeza, la suelo tomar por una argucia más de la contienda, y desenvaino la espada de la grosería; si el enemigo exhibe su poder blandiendo la ironía, le proporciono la afrenta más grosera con las armas rudimentarias del lenguaje directo. No hay que dormirse durante el desarrollo de la existencia: desconfío de las añagazas de los halagos, que suelen ocultar los más vehementes desconsideraciones; por ello, puede aparecer que lo verdadero es falso y lo falso, verdadero – que a la enfermedad grave del otro suelo relativizar, y por el contrario, magnificar la levedad de la propia. Son armas inconfesables, que tengo la valentía de ofrecer a mi enemigo no para concederle ventaja sino, mejor, para demostrar mi fortaleza.
Defiendo el poder de la riqueza, si mi cometido es demostrar al enemigo que no soy indigente; defiendo la indigencia, si deseo ocultarle el poder de mi riqueza. Cuando me sienta constreñida por la soledad, no reparo en manifestar la elocuente magia que proporciona la capacidad de adaptación al silencio que me rodea, y me complazco en envanecerme por la inadaptabilidad de otros.
Soy rica, siendo pobre. Soy joven, siendo anciana. Soy tierna, siendo dura. Soy entrañable, siendo cruel. Soy positiva, siendo negativa. Soy social, siendo huraña. Soy religiosa, siendo atea. Soy fiel, siendo infiel. Soy justa, siendo injusta. Soy generosa, siendo egoísta. Soy humilde, siendo vanidosa. Soy laudatoria, siendo envidiosa…
Son mis armas, las tuyas, las de los demás. Únicamente es necesario ser sagaz y tener valentía para no ocultarlas.

2 comments on “Antígona: Homenaje a la mujer luchadora.”

  1. Interesante viniendo de ti😉


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Juanrico's Weblog

Daily events

Nick Momrik

Trying to get a hole-in-one

Lens Cap

Casual glimpes into mundane suburbia

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Mataparda

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

cracking up

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: