La ternura de un jabalí humanizado.

By: juanrico

Mar 04 2012

Category: Uncategorized

2 Comments

Aperture:f/2.8
Focal Length:3.85mm
ISO:1000
Shutter:1/16 sec
Camera:iPhone 4

El Patilla me documenta de José Pozo…

Había conocido al Chivo en la Sierra de la Oliva, haciendo vida en un chozo de juncos redondo, como solía ser el aposento habitual de los pastores de Extremadura en el pasado siglo. Era un achaparrado “jabalín”, que de serlo hoy, llevándose los dos -indices al lado de la boca, empinados hacia arriba, procuraba dibujar el mejor parecido con un berraco del monte.

Sería un buen trofeo para cualquier cinegético.

-Incluso, ya casado, había arrasado con todas las  hembras que le salieron al paso…

-José Pozo, está enfermo – le respondí, tratando de atemperar la intromisión con alguien, sobre el cual no le asistía ningún derecho.

Pero lo que el Patilla ignoraba, envidiaría en todo caso, las noches estrelladas sin luz de luna, al calor de unos leños en el centro de la cabaña, en compañía de una bella hembra: su esposa, a la que no ha querido olvidar desde el día de su tragedia.

  • No me cuentes nada. Soy participante de sus más recónditos secretos. No necesito que me digas más de José Pozo. Es una persona que sufre.
  • Ya tiene muchos años.

Trataba de disculpar al pobre Chivo de sus dolencias. Como si el dolor cumpliera años. En realidad, como el vino añejo, se agarra más profundamente, y su ingesta es mucho más perniciosa.

  • La conocí en persona: estaba muy buena – concluyó el Patillas.

Muy apasionado, el Chivo abrazaba todas las noches a su esposa, a la luz de la llama de dos troncos de encina, en medio de la cabaña de juncias en las noches de invierno, sobre un jergón de juncos. Entrelazaba su femenina cintura con los velludos brazos de un paquidermo. La mordía como un caballo a su potra en celos. La amaba con todo su corazón. De la forma más simple, más natural y más sincera. Ha sido un romántico, sin saberlo.

A medida que la candela de la hoguera daba sus últimos latidos y, consciente el Chivo,  de que  había de madrugar pronto para pastorear a sus cabras, invitaba a su esposa a reclinar su tierno cuerpo sobre el camastro de juncias que envolvía la copa redonda de la cabaña.

Era menester ordeñar  a la “lucera”, que parió la primera noche de luna llena y sacarle el calostro que le sobra a los recién nacidos cabritos, con el que canear las migas en la primera luz del crepúsculo.

José Pozo Montero delegaba esa tarea a su mujer: sabía que el olor a pegamento salvaje de la jara, y el singular azar de sus flores blancas y de matiz rosa, adherido a las ubres de las cabras, le permitía a su silvestre y gentil piel desprender las aromas más embaucadoras de la mejor perfumería de la ciudad, que, al atardecer, en un gran charco del arroyo de la ladera, José se encargaba de desprender de su tierna piel a base de jabón verde, utilizando los vellos ásperos del brazo derecho como delicada esponja de mar; solía repasar con delicado y rudo tacto todo los recovecos de un cuerpo tierno y blanco, casi inerme. Con incontenible fruición pasaba sus labios carnosos de jabalí en celo por los recónditos rincones de la estelar escultura, secando las zonas húmedas con la piel de su rizada zamarra.

  • Se apagaron los grillos; ya cruje la corneja y, más allá, en lo alto de la sierra de la Oliva aulla una manada de hambrientos lobos. Ya es la hora de volver.

Exuberante de felicidad, caminaba a trote, como gacela agradecida entre matojos  y carrascos, sorteando  matas de escobas y tojos, albulagas y brezos; sorteando torrentes de  agua de arroyos, de cuyas orillas sorprenden las ranas a la luz plateada de la noche. José le tendía su  fuerte brazo, la tomaba por la cintura y la volvía a abrazar a su sueño en medio de la corriente. Un brazo indeleble.

2 comments on “La ternura de un jabalí humanizado.”

  1. Ves como se te dan mejor los post en la lengua madre?

  2. Muy bien narrada la ternura del jabalí …
    Un abrazo. Emilio.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Juanrico's Weblog

Daily events

Nick Momrik

Trying to get a hole-in-one

Lens Cap

Casual glimpes into mundane suburbia

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Mataparda

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

cracking up

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: