Personajes a la orilla del mar

By: juanrico

Aug 29 2011

Category: Uncategorized

1 Comment

Aperture:f/2.8
Focal Length:3.85mm
ISO:80
Shutter:1/1040 sec
Camera:iPhone 4

“Ese torrente de pasión”

Puede ser la alegría de la huerta, aunque se trata de la simpatía de la playa. Humanidad tostada y asada al sol; un sol de mar y de la dehesa: lustroso bronceado de un patricio, si sus días pertenecieran al Imperio de Roma; su prominente estómago de gula y de excesos, del buen comer y mejor beber no le impide pasearse por la orilla del mar de Poseidón, siendo envidiado de  congéneres y de hembras atraído, tanto de solteras como de casadas. Disimulan sus heptagenarios años una espesa cabellera sin ninguna hebra gris y un rostro terso, sin la menor secuela que le delate los años. De haber sido el presidente del FMI, Dominique Straus Kham, no hubiera “negra” que se le hubiera resistido. Pero no es el caso. José, que no es de humilde condición, valora lo esencial, al que nadie por pudor, no osa nombrar: el metal.

  • Tiene mucha corcha, le dicen con la finalidad de ensalzar su personalidad de  acaudalado; pero a José no le gustan los halagos que resalten la opulencia.
  • Si yo tuviera mucho corcho… dejó en suspenso la respuesta, tocado por la incomodidad que supone la ostentación.

José, de trato entrañable, no sabe disimular su embarazo. No tiene corcha: toda la que su persona pudiera aparentar cuelga de los troncos de alcornoques de sus dehesas;  a nadie le parece obstinado o cerril. Su fresco y natural sentido del humor proporciona a sus amigos un cierto estado de nirvana, aunque haya quien diga que el humor cubre como velo otras iniquidades. No es el caso.

La ironía, que maneja con habilidad de maestro, la ejecuta con un hiriente  dardo en el momento más adecuado de tal suerte que, al que es blanco de su ballesta no le queda otra opción que despacharla con una sonrisa, que se transforma en  una mueca displicente, cargada de impotencia.

  • Si te compro este polo de baja calidad, aquí delante de estos…¿ qué iban a decir de mí las comadres ? Esta noche en la oscuridad, en el paseo marítimo te compro uno. Allí no me ve nadie.
  • ¡ Que nos enseñe la pija y le damos un “pavo” ! El negro se sonríe…
  • ¡Ja.Ja.Ja! No le faltará nada. No la quiere descubrir por que se le llena de arena.
  • ¡ Pepe, eso son los moros, por la circuncisión, coño!

El sarcasmo no incomoda al subsahariano que transporta un fardo repleto de suéteres de todos los colores del arco Iris, sin nombre, sin marca, sin logotipo, en envolturas de papel celofán.

Zapatero está amortizado, por ello no merece traslado alguno.

  • Sabes, soy de derecha. De la derecha de Franco.
  • Y de Hitler, Musolini, ¡No te jode !
  • ¡Y yo de Gil Robles! o de Cánovas del Castillo, si me apuras.
  • Franco sólo tenía un partido: el Parkinson en su derecha, Pepe.

José se siente en un terreno inestable. No le gusta ser considerado “un pelota”: estar siempre al lado del que manda, sea de la rosa o de la gaviota. por estos mares se lanzan, se precipitan y no se les resiste un “pec”. Los temas serios le incomodan, por no decir que le aburren. Por eso vuelve a desenvainar su mejor arma: el “chascarrrillo”.

-A mí, no me mandes esos artículos tan raros tuyos, ¿sabes? ¿ No tienes alguno que te mande las fotografías de tías buenas, como las mías ?

  • Me mandas tanto “shosho” pelón, que me frigidiza y no hay forma…, Pepe!.

De repente, te deja: saluda a un conocido. Nunca hace presentaciones de cortesía, pues por inútiles, sólo rellenan un paréntesis de la estación. Se olvidan: para volver a las rutinarias presentaciones en la siguiente estación de verano.

  • Perdona que no me levante, Pepe. Ulises me tiene atrapado. Tienes otra nieta, que es un primor. ! No se parece nada a su abuelo¡
  • ¡Cusha, si viéndote a tí, podemos admitir que el hombre procede del mono!
  • No, Pepe, del Hombre de las Nieves. ¡ No ves lo blanco que soy !
  • Ja,Ja,Ja

Nunca se da por vencido. Siempre desenfunda su arma preferida, que hasta puede herir a los insensibles. Aunque siempre le gusta estar rodeado de vida, no parece ser gregario. No tiene la piel fina: encaja bien y ejecuta la oportuna respuesta. José sabe que  hay aficionados al uso de la ironía que son de piel finísima, que se resquebraja con una inocente respuesta a un malintencionado aguijón. Los demás deben tener la piel gruesa. Proclives a aceptar los improperios, de lo contrario se tornan mohinos o malhumorados, llegando a retirarle a uno la palabra, de acuerdo con el torrente de sangre  derramada y la intensidad del dolor en la herida. Mojigatos.

  • ¡ qué bien te sienta el pareo !
  • Ni caso. Una vez que te marches te pondrán “ a escurrir”. Guerrilla entre la competencia femenina.
  • ! Anda que tú tienes una buena paga del campo ¡

Frunzo el ceño, sorprendido.

  • ¡ Qué bien guardado lo tenías !

Vuelvo a fruncirlo

  • Sí. Que tu mujer tiene tomate.

La paga será de ella, no mía. Pensé. Yo no tengo tomates ni tomateras. Sigo en este pensamiento, tratando de buscar una respuesta adecuada. Reconozco que los únicos tomates que me importan son los fritos con atún.

Al sorprenderme sin la oportuna respuesta, los labios de José se abrieron amplios, como si quisieran celebrar su triunfo y empezó a tatarear…

– “ Cuando il amore mingua, avante con la lingua; invece, si il amore é nulo avanti… tutti avanti”.ja, Ja Ja

One comment on “Personajes a la orilla del mar”

  1. BUENÍSIMO, BUENÍSIMO. ES PERFECTO EL RETRATO. ¡QUÉ BIEN LO CONOCES!


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Juanrico's Weblog

Daily events

Nick Momrik

Trying to get a hole-in-one

Lens Cap

Casual glimpes into mundane suburbia

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Mataparda

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

cracking up

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: