La otra rendición de Breda

By: juanrico

Jul 12 2010

Category: Uncategorized

Leave a comment

Aperture:f/20
Focal Length:47mm
ISO:400
Shutter:1/3 sec
Camera:Canon EOS 400D DIGITAL


La ola de color rojo que recorre los rincones de España no celebra  la victoria de los tercios españoles  a las órdenes  del  general español, Ambrosio de Spínola, sobre las tropas de Justin Nassau, defensor holandés de la plaza de Breda en la guerra de los ochenta años que había asolado Europa, durante el reinado de Felipe IV,rey de España.

El general Spínola bien podría representar al seleccionador español, Vicente del Bosque, que, sin arrogancia, con tesón sublime e inteligente planteamiento, colocó a los veintitrés en el momento y lugar adecuado para asaltar la fortaleza del entrenador holandés, que, había dispuesto a sus jugadores en lugar estratégico, que impidiera a base de bajas artimañas las incursiones de los aguerridos jugadores españoles, propiciando coces de la peor jaez, que, aplastara a los comandantes de los Tercios de España, capitaneado por un sagaz Iniesta, de aspecto mortecino y enclenque, pero con una daga mortífera que hacía retorcerse bajo sus piernas a los prepotentes Van Bommel y al leñero De Jong, al tiempo que el león, un tal Puyol, defendía su fortaleza con ímpetu más genuino ibérico auxiliado de cerca por su escudero que con su pica bien pertrechada cortaba en el campo abierto las incursiones del peligroso Snejder que con las  incansables carreras del mercenario Rouben asediaron en ciertas ocasiones la capitanía del felino Casillas, que, sin estar dotado de alas, le daba vuelos a sus pies, frustrando las esperanzas de los hugonotes… agónica fue la victoria, que sin haber durado once meses de asedio, bastaron ciento dieciseis minutos para meter un obús mortal en el puesto de mando del enemigo, que daba al traste con los sueños de los tulipanes para desembarazarse del acoso de la infantería española, que, sin  el consenso del rey de España, había determinado finalizar felizmente la empresa.

Celebraba toda España otra gesta, de paz en la modernidad, la victoria deportiva de unos jabatos de raza tan sublimes como honestos; animados por otros deportistas de  alto rango, de aliento de sincero patriotismo, con una arenga propiamente castrense – “que no os dejéis vencer, tenéis a un país detrás”-  Del mismo modo estos héroes ibéricos se zafaban del desaliento del enemigo interior que, con la medicina de su propio fracaso personal y frustración colectiva les desanima al más ruin nihilista estilo -su victoria puede significar nuestra derrota (como casta política) ¡magnifiquemos nuestra convocatoria que minimice nuestra derrota y continuemos culpando a España de nuestras limitaciones e indigencia intelectual.

Otros patriotas de hojalata les halagan su gesta bajo oropeles y baldones, tratando de servirse de su éxito con fines espurios…Menos mal que la grandeza de espíritu de éstos mozalbetes gloriosos vuela más alto que la rastrera villanía de aquellos malandrines.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Juanrico's Weblog

Daily events

Nick Momrik

Trying to get a hole-in-one

Lens Cap

Casual glimpes into mundane suburbia

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Mataparda

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

cracking up

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: