¡Cuánto alivio, Señor!

By: juanrico

Dec 30 2007

Category: Uncategorized

Leave a comment

Más de un millón de cristianos, apóstoles de la familia cristiana, se han podido reunir en la plaza de Colón de Madrid, en apoyo de la familia, que- ¡qué casualidad!- coíncide con la natural unión de un hombre y una mujer, que, mediante el nexo del amor – atracción mutua- deciden vivir juntos para procrear, para amarse y protejerse y educar a la prole en base a unos principios, que, pese a todos los avatares de la existencia, ha perdurado con éxito a lo largo de nuestra civilización.

No ha sido una manifestación de sesgo político, aunque algunos suelen soñar con fantasmas y pesadillas de la derecha, de la intencionalidad politica del acto; sin embargo, la muchedumbre de entusiastas que se han citado en Madrid no ha estado motivado por la comodidad del desplazamiento, por el placer de un viaje por carretera en una mañana especialmente gélida: el convencimiento de que la razón y el sentido común prevalezca sobre el relativismo al uso hoy.

Los que hemos participado a través del Canal Popular TV hemos admirado a los cristianos que se han movilizado en defensa no sólo de la familia cristiana, amenazada por las nuevas versiones de uniones de personas, que, a buen seguro terminarán por deteriorar, aunque nunca acabarán con ella, a la familia natural como pilar base de nuestro modelo social y cultural, sino también en defensa de la vida y contra las prácticas abortivas que se están practicando en España al albur de una ley injusta que permite la eliminación de seres humanos -nasciturus-, sin habeas corpus;  además, en defensa de la injerencia del estado en la educación de los hijos que conculca el derecho de los padres a asignar a los hijos el modelo de educación que mejor se adapten a los principios irrenunciables de los progenitores. Incluso si éstos atentaran contra los propios intereses del estado, un estado no puede combatir el fanatismo, integrismo y fundamentalismo con más totalitarismo -la defensa de la libertad debe ser el primer deber de un estado democrático, si quiere seguir existiendo como tal. Ponderemos por un momento el integrismo excluyente y étnico de los nacionalistas vascos: ¿ se disolvería el fanatismo de los etarras con medidas totalitarias ? – Creo que justificarían  su fundamentalismo con un simplista razonamiento de “teníamos razón” y por consiguiente se cargaban de “falsos” argumentos.

La voz en Español del papa Benedicto XVI, desde su balcón en  el Vaticano, nos recordó que nuestro idioma  trasmite mensajes de amor y de paz a todo el mundo.  Sentámonos  orgullosos de poder crear también en otras  lenguas de España sin mayores complejos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Juanrico's Weblog

Daily events

Nick Momrik

Trying to get a hole-in-one

Lens Cap

Casual glimpes into mundane suburbia

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Mataparda

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

cracking up

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: